¿Qué tipo de tasas de eclosión obtendré usando esta incubadora?

Mi respuesta es siempre la misma, ya que hay tantos factores que afectarán a la tasa de eclosión que conseguir una incubadora de buena calidad es sólo una pieza del rompecabezas.

Calidad, salud y dieta de los reproductores

Son varios los puntos a tener en cuenta que pueden afectar enormemente  la calidad de los huevos que incube.

No es coherente pensar que los huevos de gallinas mal criadas y mal alimentadas con solamente restos de comida producirán huevos con los que obtendrás buenos resultados.

Asegúrese de que obtiene los huevos fértiles de un criador fiable que tenga buenas líneas de sangre y alimente a sus aves con una dieta sana.

Las condiciones de cría le darán una idea de si las aves están bien cuidadas.

Pregunte también al criador si sus gallinas están al día con la desparasitación, ya que todo esto repercute en los huevos.

Recuerde que una vez puesto el huevo no hay nada que pueda hacer para mejorarlo.

En proximas entradas veremos mas factores

¿Qué foco se le pone a una incubadora de huevos de gallina?

Un foco para una incubadora de huevos de gallina es una luz artificial infrarroja usada para regular la temperatura y la humedad dentro de la incubadora.

El foco crea un ambiente óptimo para el desarrollo de los huevos de gallina. Esto se logra regulando la temperatura y la humedad mediante un termostato que controla el calor generado.

 

La luz mantendrá una temperatura constante de entre 37,8 y 38,3 °C, mientras que la humedad debe estar entre el 55% y el 65%. Aunque se pueden usar los focos tradicionales ( no los ahorradores ni luz led) La luz infrarroja también ayuda a reducir el estrés en los huevos, lo que mejora el desarrollo de los polluelos.

El foco debe ser de una intensidad adecuada para proporcionar la cantidad correcta de luz sin sobrecalentar la incubadora.

El foco también debe ser lo suficientemente potente como para proporcionar luz adecuada en todas las partes de la incubadora.

Para incubadoras pequeñas bombillos de 45 a 70 watts son adecuados.

¿Qué pasa si la incubadora llega a 40 grados?

Si la incubadora está demasiado caliente, puede causar que los huevos se vuelquen, se cocinen, no se desarrollen correctamente o no eclosionen. Esto puede resultar en una baja tasa de éxito de la incubación.

Es importante controlar la temperatura de la incubadora con regularidad. Si la incubadora llega a 40 grados, la mayoría de las aves no sobrevivirán.

Esto podría significar una considerable pérdida para la persona que la está usando. Para evitar que esto suceda, es importante que los usuarios se aseguren de que la incubadora se mantenga a la temperatura correcta y que los huevos sean rotados con regularidad. Esto asegurará que los polluelos tengan la mejor oportunidad de nacer sanos y fuertes.

Las Incubadoras digitales cuentan con una alarma por  exceso de calor que se activa en estos casos, solo tener en cuenta que esta alarma no apaga el caleactor. Solo le esta avisando de un problema para que tome las medidas necesarias y lo corrija antes de perder la camada.

A estas temperaturas extremas, el huevo se ve privado de los nutrientes necesarios para su desarrollo normal y puede sufrir deformidades. Los huevos incubados a temperaturas altas tienen menos probabilidades de eclosionar.
Además de afectar la salud de los huevos, la temperatura excesiva dentro de la incubadora también puede causar estrés al huevo, lo que puede afectar el desarrollo del pollito.

La temperatura excesiva aumenta la velocidad de los procesos metabólicos en el interior del huevo, lo que puede provocar una disminución de los nutrientes y oxígeno disponibles para el desarrollo del pollito. Esto a su vez puede afectar el tamaño de la criatura al nacer, así como su salud y supervivencia.
Por lo tanto, es esencial mantener una temperatura constante dentro de la incubadora para garantizar la salud y supervivencia de los huevos incubados.

 

Si la temperatura interna de la incubadora llega a exceder los 40 grados, es importante tomar medidas inmediatas para reducir la temperatura de la incubadora para evitar daños a los huevos y polluelos.

En última instancia, una temperatura constante y adecuada dentro de la incubadora es la clave para garantizar una incubación exitosa.

Como elegir una incubadora

 

1.Determine el tamaño de la incubadora que necesita. Las incubadoras vienen en diferentes tamaños y pueden acomodar desde uno hasta miles de huevos. La capacidad dependerá de su proyecto y su experiencia con la incubación. Si no tiene conocimientos sobre incubación le conviene comenzar con incubadoras pequeñas.

2- Considere los accesorios adicionales que ofrece la incubadora. Algunas incubadoras tienen pantallas LCD que le permiten controlar la temperatura y la humedad, y también pueden tener una ventilación mejorada para un mejor control de la temperatura y humedad.

3. Elegir una incubadora con una buena garantía. Esto le ayudará a asegurarse de que la incubadora está construida con buenos materiales y que se puede reparar si hay algún problema.

4. Asegúrese de que la incubadora sea fácil de limpiar. Esto ayudará a mantener la incubadora limpia y libre de bacterias.

5. Asegúrese de que la incubadora sea fácil de usar. Una incubadora con una interfaz intuitiva y un manual claro le ahorrará tiempo y esfuerzo.

6. Revise el costo del equipo. Algunas incubadoras de huevos tienen un precio elevado, especialmente las de mayor tamaño.

7. Elija un modelo confiable. Lea las opiniones de otros usuarios para asegurarse de que la incubadora sea de buena calidad o cumple con lo que usted espera del equipo.

8. Compre en una tienda con un buen servicio de atención al cliente, para que pueda obtener ayuda si surge algún problema con el equipo.

Elegir la incubadora correcta para usted que se ajuste a su proyecto le proporcionara facilidad de uso, bajo mantenimiento y bajo costo.

Ventilación y dióxido de carbono/oxígeno

El crecimiento embrionario se optimiza con una concentración de dióxido de carbono en el aire del 0,4% pero el crecimiento embrionario baja o disminuye además de que la mortalidad aumenta con concentraciones de dióxido de carbono superiores al 1%. La atmósfera normal contiene un 21% de oxígeno y un 0,04% de dióxido de carbono. El pollito formado es más susceptible a la desviación de oxígeno (en comparación con el pollito aun como embrión en el huevo), lo que implica que la tasa de ventilación y la concentración de dióxido de carbono son más críticas en la fase final de la incubación.

 

Almacenar Huevos fértiles

Almacenamiento de los huevos fértiles

Los huevos fértiles deben estar limpios y secos y almacenarse a una temperatura de entre 12 y 15ºC y con una humedad relativa del 65%, con el extremo pequeño hacia abajo.

Los huevos deben girarse 90 grados al menos una o dos veces al día. La incubabilidad óptima se consigue en huevos frescos de menos de 10 días, pero se puede obtener una incubabilidad razonable en huevos de hasta 14 días de edad. Los huevos fértiles deben mantener un peso relativamente constante con una mínima pérdida de peso durante el almacenamiento. Las temperaturas superiores a 25°C pueden iniciar la replicación celular de la célula germinal en la yema del huevo fértil y aumentarán la mortalidad embrionaria y reducirán la incubabilidad. Las temperaturas inferiores a 10°C pueden inactivar la célula germinal.

Huevos Fértiles

Antes de incubar los huevos de gallina: Asegure los huevos fértiles

Lo primero que necesitará para incubar los pollitos son, por supuesto, los huevos. Para que ocurra la eclosión, los huevos deben ser fértiles. Se pueden recolectar huevos fértiles de gallinas  que convivan con un gallo.

Los huevos que se venden en las tiendas de comestibles y supermercados no son fértiles; por lo tanto, no se convertirán en pollitos si se colocan en una incubadora. 

Por lo general, los huevos fertilizados deben solicitarse en un criadero o en avicultores con gallos en sus parvadas. De cualquier manera, asegúrese de que sus huevos fértiles provengan de una parvada conocida para evitar enfermedades.

Antes de la incubación, un huevo fertilizado se puede almacenar durante un máximo de 7 días en una habitación fresca que se mantenga a una temperatura constante de 55 a 60 grados Fahrenheit , en el refrigerador, solo en la parte baja; si hace demasiado frío se pueden perder también. Una vez que los huevos fertilizados se colocan en la incubadora tibia, pueden desarrollarse en el transcurso de 21 días (huevos de gallina), con la configuración y el cuidado adecuados de la incubadora.

Cuidados de gallinas y pollos durante el invierno y el verano

A pesar de que parece que los pollos son criaturas frágiles, tienen ciertas características que pueden permitirles sobrevivir en climas fríos o muy calurosos, pero debes tener en cuenta que no todos los pollos son iguales.

Mientras que algunos pueden soportar los inviernos, otros prefieren tomar el sol durante el verano. Todo dependerá del clima que tengas cuando decidas comprar el tipo correcto de pollo para no perder dinero y tiempo criándolos y simplemente que terminen en un cementerio de pollos.

 

Invierno

Durante el invierno o en días de clima frío, nunca trates de calentar a tus pollos solo porque tengas miedo de que puedan resfriarse o congelarse. Puedes encontrar a tu bandada muerta por la mañana. Los pollos se pueden adaptar a condiciones de frío extremo porque su cuerpo puede cambiar el metabolismo a medida que se acerca el frío.

Si vives en un lugar donde los inviernos son más fuertes que el verano o es un lugar frió la mayor parte del año , también puedes tomar ciertas medidas para que tus pollos y gallinas se mantengan con buena salud.

Existe el riesgo de que la cresta y la barbilla de una gallina se vean afectados por la congelación. Para evitar esto, puede frotar un poco de vaselina o de cualquier crema hidratante cada dos días.

Cuidado con las tuberías de agua congelada. No puedes privarlos de agua. No beberán de una salida de agua congelada. Ademas los pollos no deben tomar agua sucia o contaminada. Siempre debes mantener agua fresca y limpia. Si puedes instala  un calentador de agua para que el agua permanezca en forma líquida. O si no puedes llevar el bebedero dentro de tu casa y luego regresarlo por las mañanas.

Verano

Si vives en lugares donde hace calor todo el año o la mayor parte, tus pollos están propensos a estar expuestos al calor excesivo todo el tiempo. Con esto, podrían estar en riesgo de deshidratación. Lo único que tienes que cuidar durante el verano es que cuenten siempre con agua, que jamás les falte, Siempre deben tener agua limpia. Además No dejes que tus gallinas anden de aquí para allá buscando algún lugar mas fresco, prepárales algún área con sombra. Si tienes un gallinero siempre mantenlo ventilado.

Durante las olas de calor, las gallinas pondrían huevos pequeños. Si esto ocurre, es una señal típica de que tu gallina está estresada debido a mucho calor. Sus tendencias de puesta de huevos volverán a la normalidad una vez que el calor disminuya.

Si las cosas empeoran, debes estar atento y observar el comportamiento de tus gallinas. Si ha visto que se resfría o está actuando un poco extraño, aísla la gallina al instante para evitar una mayor propagación de la enfermedad. No te olvides de darle agua y comida al animal aislado.

Luego, consulta a tu veterinario. Decile cómo reaccionan sus pollos. Que cambios pudiste ver

Están teniendo:

  • Acaros.
  • Anormalidad en las heces (sangre, gusanos, excrementos blancos.)
  • Estornudos y ojos llorosos
    Esta deprimido.
  • Aislado,incapaz de mezclarse con los demás.
  • No come.

Dile a tu veterinario lo que realmente ves para que pueda darte una respuesta acertada. Estas son solo algunas cosas en las que debes reflexionar sobre la crianza de tus gallinas y pollos en ambientes de mucho calor o frío. Es mejor estar informado y seguro que muy arrepentido.

La ventilación de la incubadora (sin ventilador interno)

La falta o exceso de ventilación en cualquier tipo de incubadora causara menos nacimientos de los esperados. 

Generalmente cuando se propone fabricar una incubadora, se hace a la idea de que debe conseguir una caja de cierre perfecto. Algunas personas se esmeran en instalarle un sello a la puerta. Le puedo asegurar con toda confianza que no es necesario un cierre hermético, de hecho para que funcione bien es necesario que la caja cuente con agujeros que dejen circular el aire.

Esto tiene que ver con la renovación y circulación  de aire dentro del equipo porque  con estas acciones se controla la humedad e indirectamente la temperatura.

 Para proporcionar una ventilación adecuada en una incubadora fabricada en casa y que no cuente con ventilación forzada es necesario hacer orificios  de 5 ó 6 milímetros de diámetro en los lados mas largos de la caja. 

 A modo de referencia a continuación le indico como debe distribuir los agujeros y cuantos debe hacer para una caja en la que pueda incubar unos 50 huevos de gallina o de tamaño similar.

  Haga cuatro agujeros aproximadamente a 5 centímetros de la parte superior y espaciados a 10 centímetros  distancia entre ellos . Haga otros cuatro agujeros aproximadamente a 7 centímetros de la parte inferior medidos en el exterior de la caja, esto es en uno de los lados. En el lado opuesto repite lo mismo.  Debe hacer un total de 16 agujeros. En un lado de la caja 4 agujeros arriba y 4 abajo, y en el lado opuesto repite lo mismo, 4 arriba y 4 abajo.

Hasta la próxima!

Huevos que se puedan incubar. Que tener en cuenta

Elección de huevos para incubación.

Es importante tener estos temas presentes a la hora de seleccionar los huevos que irán a la incubadora.

El tamaño de los huevos es uno de los factores importantes.
Si tienes la opción de pesarlos el peso adecuado de los huevos debería mantenerse entre 53 a 60 gramos. La otra opción, clásica, seleccionarlos a ojo de buen cubero. Ni muy grandes ni muy pequeños, no serán los mismos resultados pero se puede obtener un buen promedio.


Los huevos pequeños producen pollitos débiles y pequeños. Los huevos grandes llevan mas tiempo de incubación que el promedio requieren mas humedad durante la incubación.

Evita huevos deformes con roturas que luego suelen explotar dentro de la incubadora y contaminar al resto en buen estado.

También evita utilizar los huevos sucios. Se corren riesgos innecesarios al utilizarlos para incubar y limpiarlos no es la mejor solución. Si aun así decides colocar estos huevos hazlo en una bandeja separada del resto.

La edad de las gallinas reproductoras también afectan los porcentajes de eclosión. Si soy muy jóvenes o muy viejas tiende a disminuir la incubabilidad de los huevos por diversos problemas como huevos no fecundados, calidad de la cascara, huevos con doble yema, etc.
Ademas debes tener en cuenta que generalmente los machos envejecen antes y rápidamente por lo que debes estar atento para reemplazarlos a tiempo.

Hasta la proxima!