Categoría: cajas incubadoras

La ventilación de la incubadora (sin ventilador interno)

La falta o exceso de ventilación en cualquier tipo de incubadora causara menos nacimientos de los esperados. 

Generalmente cuando se propone fabricar una incubadora, se hace a la idea de que debe conseguir una caja de cierre perfecto. Algunas personas se esmeran en instalarle un sello a la puerta. Le puedo asegurar con toda confianza que no es necesario un cierre hermético, de hecho para que funcione bien es necesario que la caja cuente con agujeros que dejen circular el aire.

Esto tiene que ver con la renovación y circulación  de aire dentro del equipo porque  con estas acciones se controla la humedad e indirectamente la temperatura.

 Para proporcionar una ventilación adecuada en una incubadora fabricada en casa y que no cuente con ventilación forzada es necesario hacer orificios  de 5 ó 6 milímetros de diámetro en los lados mas largos de la caja. 

 A modo de referencia a continuación le indico como debe distribuir los agujeros y cuantos debe hacer para una caja en la que pueda incubar unos 50 huevos de gallina o de tamaño similar.

  Haga cuatro agujeros aproximadamente a 5 centímetros de la parte superior y espaciados a 10 centímetros  distancia entre ellos . Haga otros cuatro agujeros aproximadamente a 7 centímetros de la parte inferior medidos en el exterior de la caja, esto es en uno de los lados. En el lado opuesto repite lo mismo.  Debe hacer un total de 16 agujeros. En un lado de la caja 4 agujeros arriba y 4 abajo, y en el lado opuesto repite lo mismo, 4 arriba y 4 abajo.

Hasta la próxima!