Huevos Fértiles

Antes de incubar los huevos de gallina: Asegure los huevos fértiles

Lo primero que necesitará para incubar los pollitos son, por supuesto, los huevos. Para que ocurra la eclosión, los huevos deben ser fértiles. Se pueden recolectar huevos fértiles de gallinas  que convivan con un gallo.

Los huevos que se venden en las tiendas de comestibles y supermercados no son fértiles; por lo tanto, no se convertirán en pollitos si se colocan en una incubadora. 

Por lo general, los huevos fertilizados deben solicitarse en un criadero o en avicultores con gallos en sus parvadas. De cualquier manera, asegúrese de que sus huevos fértiles provengan de una parvada conocida para evitar enfermedades.

Antes de la incubación, un huevo fertilizado se puede almacenar durante un máximo de 7 días en una habitación fresca que se mantenga a una temperatura constante de 55 a 60 grados Fahrenheit , en el refrigerador, solo en la parte baja; si hace demasiado frío se pueden perder también. Una vez que los huevos fertilizados se colocan en la incubadora tibia, pueden desarrollarse en el transcurso de 21 días (huevos de gallina), con la configuración y el cuidado adecuados de la incubadora.