Si piensa en construir su propia incubadora uno de los elementos que seguramente le causa dudas es el termostato.

Hoy en el mercado existen mecánicos, electrónicos, digitales y en variedad de marcas, tamaños, y funciones.

La elección de este pequeño componente es uno de los elementos importantes de su incubadora que  como podrá verificar con su uso, determina en buena parte los resultados que conseguirá. Variaciones de temperatura del orden de 1 grado centígrado puede hacer una gran diferencia en la incubación.  Como en otras áreas la electrónica vino a reemplazar muchos de lo sistemas que se usaron durante años. Cuando inicie comencé usando los termostatos mecánicos ya hace varios años.  Con el paso del tiempo el cambio obligado fue hacia los termostatos electrónicos por varias razones.

Algunas de ellas fueron, que no requieren mantenimiento, que no se descalibran con el cambio de estación ( invierno/verano), que tiene mas presición por lo que también tenemos mejor control de el ajuste fino de temperatura.

Inmediatamente luego del reemplazo de los termostatos mecánicos comprobé un aumento en la producción, con lo que se me quitaron todas las dudas.

En su caso si esta construyendo su incubadora y si tiene oportunidad de elegir instale alguno de los termostatos electrónicos. Se ahorrara bastante tiempo en calibraciones y tendrá buenos resultados desde el comienzo.

Si no tiene opción y tiene que usar un termostato mecánico,  tenga la precaución de instalar su incubadora en un lugar con pocas variaciones de temperatura, eso ayudara  a estabilizar y mantener la temperatura interna de la incubadora.