Antes te propuse un método sencillo para dar respuesta a esta pregunta.

 Puedes evaluar los siguiente:

¿Tienes habilidad con los trabajos manuales?

¿Te gusta la electricidad o tienes alguna habilidad con unos cuantos cables?

¿Dispones de 2 o 3 horas al día por dos semanas para construirla?

¿Tienes el plano o guía y puedes conseguir los materiales relativamente fáciles?

Si dijiste que no a alguna de las preguntas anteriores, no lo pienses más.  A  ti te va mejor comprar un equipo.

Si por otro lado respondiste que si a las preguntas anteriores podrás disfrutar de construir tu propia incubadora.  A veces por necesidad, a veces porque quiere experimentar,  uno se propone fabricar  su propia incubadora. Si fabricas tu equipo puedes  construir  el más sencillo teniendo en cuenta que  seguramente con el paso del tiempo le agregaras mejoras y modificaciones para hacerlo más eficiente.

 

 

Que debes tener en cuenta antes de comprar una incubadora

Puede pasar que  tu decisión final esta basada en el precio del equipo y no tanto en lo que realmente necesitas o en lo que tienes previsto a largo plazo. Hay algunas cosas  que debes tener presente a la hora de evaluar cada incubadora y así decidir cuál te conviene.

Antes de comprar anota en una hoja:

  • De que capacidad será tu incubadora. Cuantos huevos quieres incubar.
  • Qué tiempo tienes para atender la incubadora.
  • Es para usar algunas veces al año o la usaras todos los meses.
  • Qué presupuesto tienes para el equipo.
  • Qué tipo de huevos vas a incubar.
  • Usara energía eléctrica de 110 o 220 volt.

De que capacidad será tu incubadora. 

Ten presente que  el tamaño correcto te ayudara a no pagar demás por un equipo. Generalmente si vas a  usar el equipo para producción propia, el consumo de tu casa y algo mas,  uno de 24 y hasta 60 huevos sería suficiente.  Por otro lado si le estas apuntando a algo más comercial, un emprendimiento o un negocio, tendrías que evaluar uno de 100 o 200 huevos de capacidad.

Qué tiempo tienes para atender la incubadora

Con esto quiero que prestes atención al tiempo que le dedicaras a la incubación y en especial  al tema del volteo. Debes tener presente que si tu incubadora no cuenta con volteo automático, deberás girar los huevos manualmente 3 veces al día  mínimo y esto requiere que te mantengas cerca del equipo por 20 o 30 días. Digo cerca porque no podrás dejarlo solo por más de 4 o 5 horas en promedio puesto que siempre deberás regresar a girar los huevos. En cambio si el equipo cuenta con volteo automático podrás revisarlo 1 o 2 veces al día para asegurarte que todo está bien.

Es para usar algunas veces al año o permanentemente.

Relacionado con lo anterior, si solo vas a utilizar el equipo 3 o 4 veces al año quizá prefieras pagar menos por uno sencillo. Pero si tu idea es producir bastante tienes que invertir un poco mas y elegir una incubadora por ejemplo  con volteo automático, termostato digital, y demás.

Qué presupuesto tienes para el equipo.

Aquí igual que antes tienes que pensar en el uso que le vas a dar a la incubadora. Además debes prever que también gastaras en transporte, o gastos de aduana si lo compras fuera de tu país.

Qué tipo de huevos vas a incubar

Las incubadoras funcionan para cualquier tipo de huevo, siempre y cuando quepan dentro los huevos ¿verdad?  Pero no es lo mismo para el sistema de volteo. Si compras incubadora una para incubar huevos de gallina y lo que tienes pensado es incubar huevos de codorniz estarás desperdiciando mucho espacio, energía  y tiempo. Además también pasa que si compras un equipo con las bandejas de volteo para huevos de pollo y luego quieres incubar huevos de ganso no podrás acomodarlos en sus soportes.  En el caso que quieras usar tu equipo para diferentes tamaños de huevos es mejor que compres el sistema de volteo que trabaja con rodillos. Este sistema funciona igual para huevos pequeños (como codornices) o grandes (como el de avestruz,  ñandú, etc.)

 

Usara energía eléctrica  de 110 o 220 volt

La mayoría de las incubadoras solo funcionan con 220 volt o 110 volt. Estamos acostumbrados a que casi todos los equipos electrónicos pueden conectar a uno u otro sin problema, pero no es el caso de las incubadoras. Asegúrate que tipo de energía vas a usar y verifica que el equipo que compraras cumple con esa tensión.